Entorno

Nuestro entorno

Restaurante Balandro se encuentra ubicado en una de las zonas más privilegiadas de la ciudad de Cádiz, la Alameda Apodaca, un mirador natural a la Bahía de Cádiz que nos permitirá disfrutar de vistas del mar, de barcos navegando por el interior de la Bahía de Cádiz, y ver al otro lado de la bahía a las vecinas Rota y El Puerto de Santa María.

Desde la Alameda Apodaca andando en dirección al Parque Genovés nos encontramos con una prolongación de la misma llamada Alameda Marqués de Comillas, y que nos conduce hacia el Baluarte de la Candelaria, antiguo baluarte y punto estratégico que formaba parte del sistema defensivo de la ciudad, conteniendo piezas de artillería con las que defender la Bahía y la entrada al Puerto de Cádiz de posibles invasores.

Si decidimos andar en la otra dirección llegaremos al muelle del Puerto de Cádiz, pero de camino nos encontraremos con la Plaza de España, un espacio abierto con jardines y que contiene el monumento de conmemoración a las Cortes de Cádiz de 1812.

Baluarte de la Candelaria

El Baluarte de La Candelaria formaba parte del frente marítimo de la Bahía de Cádiz que protegía la entrada al puerto y el frente noroeste de la ciudad de Cádiz.
Fue construido en el año 1672 por iniciativa de don Diego Caballero de Illescas, cuando era gobernador de la plaza, con la intención de proteger la entrada natural al Puerto de Cádiz. El baluarte se presenta como un saliente de la muralla que aprovecha la disposición geográfica del terreno y de la roca sobre la que se asienta.

Ha servido de cuartel, maestranza de ingenieros y palomar del servicio colombófilo del cuerpo de ingenieros.

Tras su rehabilitación se pensó construir un Museo del Mar pero finalmente le ha dado un uso cultural, habilitándolo para exposiciones. Posee gran patio con palmeras donde se celebran conciertos, obras de teatro y actuaciones de carnaval.

Alameda Apodaca

La Alameda Apodaca y Marqués de Comillas es por su belleza en uno de los mejores paseos de la Ciudad de Cádiz. Podemos considerarlo como Jardín Botánico de estilo romántico del siglo XIX

Fue declarado por la Junta de Andalucía como Bien de Interés Cultural (BIC) y se encuentra incluido en el Catálogo General del Patrimonio Histórico de Andalucía.

Desde este paseo ajardinado se contempla la Bahía de Cádiz y se divisan ciudades vecinas de la bahía como El Puerto de Santa María y Rota.

La Alameda se encuentra situada entre el Baluarte de la Candelaria, frente a la Iglesia del Carmen y las Murallas de San Carlos.

El nombre del lado este es Alameda Apodaca y se debe al almirante gaditano Juan José Ruiz de Apodaca y Eliza, mientras que el lado oeste se denomina Alameda Marqués de Comillas por Claudio López Bru, segundo Marqués de Comillas.

Durante el siglo XVIII se convirtió en el lugar en el paseo preferido de la burguesía gaditana durante los meses veraniegos.

Plaza de España

La actual Plaza de España está situada en el lugar donde se situaba la antigua Plazuela del Carbón, llamada así porque era el lugar donde se depositaba el carbón cuando se descargaba de los barcos.

El diseño de la plaza fue realizado por el arquitecto Torcuato Cayón en 1781 y la construcción por el también arquitecto Torcuato Benjumeda. Al principio del siglo XX se agrandó gracias al derribo de la muralla gaditana para dotarla de un monumento para celebrar el primer Centenario de la Constitución de 1812. El sitio fue elegido ya que la plaza estaba abierta al mar para que los barcos que llegaran al Puerto de Cádiz fuera lo primero que divisaran

Este monumento a las Cortes de Cádiz de 1812 ocupa el centro de la Plaza de España y conmemora el centenario del texto constitucional de 1812 redactado en la Ciudad de Cádiz

Los jardines de la Plaza de España cuentan con multitud de especies exóticas de árboles y plantas

La Plaza de España tiene gran interés arquitectónico ya que está rodeada por edificios típicos del XVIII, como las casas de los comerciantes, reconocibles por las torres vigía o el Palacio de la Diputación Provincial, edificio de la antigua Aduana en época de Carlos III,

MONUMENTO A LA CONSTITUCIÓN DE 1812

La elección de ese emplazamiento, lugar que en aquella época estaba abierto al mar tras el derribo de del lienzo de la muralla que iba desde la actual Plaza de España hasta la muralla de San Carlos, fue debida a que permitiese que el símbolo de la libertad pudiese divisarse desde el mar por los barcos que llegaban al puerto de Cádiz.

El Monumento a las Cortes de Cádiz es diseño del vallisoletano Modesto López Otero y  los trabajos de escultura fueron realizados por Aniceto Marinas García. La forma de hemiciclo de la planta,es la que caracteriza a los Parlamentos.

El Monumento a Las Cortes, Constitución y Sitio de Cádiz es una obra de fuerte contenido simbólico.

Su estructura representa el hemiciclo parlamentario y tiene un pilar central de 32 metros de altura sobre el que se sostiene el texto constitucional.

El lateral izquierdo muestra un altorrelieve en el que se representa la jura de la Constitución por los diputados el 19 de marzo de 1812, antes de su solemne promulgación. El personaje central es el secretario de Las Cortes, que se dirige a los diputados invitándoles a jurar sobre los Santos Evangelios.

Se puede observar un grupo escultórico en la parte superior que representa a la agricultura, una de las principales cuestiones en los debates de las Cortes de Cádiz. En el extremo, una escultura ecuestre simboliza la paz y enmarca el conjunto.

En contraposición, el altorrelieve de la derecha representa la guerra, el momento en el que la Junta de Defensa de Cádiz no accede a la rendición de la ciudad al Rey José Bonaparte. La contestación literal de la Junta puede leerse en letras de bronce:

“La ciudad de Cádiz, fiel a los principios que ha jurado no reconoce otro rey que Fernando VII”.

El grupo escultórico superior representa a la ciudadanía que marcha a la batalla. La guerra es también la representación de la figura ecuestre del lateral derecho, identificada como Marte, el dios romano de la guerra. A los pies del caballo, un cañón contribuye a reforzar el mensaje belicista.

En la parte central del monumento una figura femenina, la Matrona, para muchos el símbolo de La Pepa. Tiene la palabra “Constitución” escrita a sus pies, un ejemplar del texto en la mano derecha y la espada en la izquierda. El sillón vacío a sus pies, decorado con tres flores de lis, alude a la ausencia del monarca. En los escalones se lee “Argüelles”, el apellido de un destacado diputado doceañista.

En la parte posterior del monumento destaca la escultura de Hércules, fundador de Cádiz según la leyenda y figura fundamental del escudo de la
ciudad.

Un relieve representa el papel jugado por América en el sitio de Cádiz. En este espacio también pueden verse las placas con los nombres de algunos de los diputados americanos que participaron en la promulgación de La Pepa.